Investigadores de la Universidad de Harvard realizaron estudio sobre Uruguay para el que fue entrevistado nuestro director ejecutivo

¿Por qué Harvard eligió a Uruguay y a Novick para un estudio?

La universidad pidió a sus alumnos que imaginaran cómo asesorar al empresario

Si fuese el empresario y líder del Partido de la Gente, Edgardo Novick, ¿qué haría para escalar a la presidencia? Y si llegara a ser presidente, ¿cómo posicionaría a Uruguay?

Estas fueron preguntas que se hicieron los alumnos de la escuela de negocios de Harvard (Harvard Business School) en Boston, tras recibir el caso de estudio “Uruguay: ante el desafío del siglo XXI” publicado el 20 de febrero por los docentes Michael Chu, Sophus Reinert y Carin Knoop.

Enseguida, en Uruguay surgió la interrogante: ¿por qué eligió Harvard a Novick?

El caso Uruguayo

En el trabajo se presenta una evolución económica, política y social de Uruguay desde la época precolombina hasta la actualidad. Plantea a los alumnos cuál debería ser el posicionamiento de Uruguay en el siglo XXI. Y les plantea que respondan esas preguntas parándose desde la posición de asesores de Novick, siguiendo el estilo de trabajo de la universidad: el “método de caso”, en el que se utiliza a una persona o institución como forma de darle rostro al objeto de estudio.

En la introducción al caso, se señala que “de alguna manera, la historia de Novick refleja la promesa de su país” cuando era “la Suiza de América”, es decir, que desde un origen humilde llegó a ser un empresario destacado. Continúa relatando su pasado como feriante, la apertura de su primer negocio de ropa a los 22 años y del Nuevocentro Shopping como su “negocio más exitoso”.

El docente de Harvard Michael Chu fue quien propuso a Reinert hacer un estudio sobre Uruguay para su curso sobre “La globalización y los mercados emergentes”. Chu contó a El Observador que vivió en Uruguay desde la niñez hasta la Universidad, y que luego retornó para trabajar antes de cursar un MBA en Harvard.

El estudio valora puntos altos de la economía uruguaya, como la actividad portuaria (destaca que se cuadruplicó entre 1995 y 2016) o la apuesta a la forestación y la instalación de plantas de celulosa. Pero también analiza que desde 2016 el crecimiento se estancó, la inflación aumentó y la economía se mantuvo cerrada en muchas industrias.

Dijo que el interés en hacer el caso surgió por tratarse de un país que pasó de ser “del primer mundo” y “pionero social” a nivel global a principios del siglo XX, a atravesar un largo período de declive luego de la Segunda Guerra Mundial hasta el fin de la dictadura, y por haber tenido, tras la vuelta a la democracia, administraciones de todos los principales grupos políticos. Y esto se dio en un contexto de grandes transformaciones a nivel global.

Por esta razón, dijo, entendieron que el estudio permitiría plantear a sus aulas preguntas que llevarían a “discusiones de alto aprendizaje”; ¿Qué permitió el despegue del Uruguay? ¿Por qué se estancó? ¿Cómo se debe posicionar el Uruguay en el siglo XXI para volver a estar entre los países prósperos del mundo?, fueron algunas de las interrogantes.

El caso comienza citando al director del Centro de Estudios para el Desarrollo, Hernán Bonilla: “una vez fuimos una nación de primer mundo, y ahora tenemos problemas de los que se ven más seguido en países en desarrollo. Ese es nuestro gran drama”.

El “método de caso” a través de una persona real

El método de caso fue creado por la Universidad de Harvard en 1914 en la Escuela de Derecho, para que sus estudiantes aprendieran las leyes enfrentándose a situaciones reales en las que tuvieran que tomar decisiones, fundamentar sus resoluciones y valorar actuaciones.

En Harvard, detalló Chu, se enseña a través de un método “totalmente socrático” basado en la discusión de casos reales. Para no caer en el “divague intelectual”, dijo que se suele “aterrizar” a los alumnos a través de la perspectiva de un protagonista, como lo fue esta vez Edgardo Novick.

“Los casos de HBS se escriben no como ejemplos de buen o mal manejo, sino para generar una discusión de calidad entre los lectores. La aspiración de Sophus Reinert y mía es el haber escrito un documento que pueda ser la base de discusiones inteligentes apoyadas en datos reales para cualquier grupo que le interese el futuro del Uruguay. Lo escribimos en inglés, pero ojalá se genere el interés suficiente para que algún colega uruguayo quiera traducirlo al español”, apuntó.

En ese sentido, el estudio no se centra específicamente en la actuación reciente de Novick como político, sino en algunas características que lo adaptan como un buen ejemplo para ser asesorado. Tampoco analiza sus chances reales de llegar a la presidencia. .

Las características de Novick

Consultado acerca de cómo se llegó a elegir al político y empresario para el caso, Chu dijo que en uno de sus tantos regresos a Uruguay, se enteró del surgimiento de Novick como candidato de un partido no tradicional, que además era “empresario exitoso” y de orígenes populares. Supo también que había salido segundo en las elecciones para la intendencia de Montevideo.

“Curioso, se lo mencioné a un viejo amigo mío, Gabriel Rozman. Gabriel me dijo que recién había estado con Novick y lo conocía bien”, contó.

Dijo que meses más tarde, cuando Novick expresó su interés en ser candidato presidencial, habló con Reinert y llegaron a la conclusión que no solo sería interesante incluir su historia en un caso sobre Uruguay, sino que además se les ofrecía “una posibilidad única”: “Permitir a los estudiantes pensar en el camino futuro del Uruguay con ojos frescos, sin ataduras a ninguno de los partidos que detentaron el poder en la historia moderna del Uruguay, pudiendo apoyar (o no) cualquier política o iniciativa con total libertad”, explicó.

Rozman, por su parte, señaló que se pensó en Novick por ser “disruptor” y por llegar a la política “totalmente desde afuera”, con el objetivo de que los estudiantes se pudieran identificar fácilmente. “Lo hicieron porque tiene un perfil distinto a todos los demás que están en la política hoy. Cada caso necesita alguien que perturbe la paz, que le de calor y color a un caso”, agregó.

El viaje a Uruguay

El empresario y político uruguayo fue entrevistado por los tres investigadores, que viajaron a Uruguay en noviembre de 2017. El principal motivo del viaje era aprender más sobre Uruguay. Chu contó que también se juntaron con Pedro Bordaberry y Luis Lacalle Pou, a quienes también se cita en el trabajo.

Señaló que también los recibieron directores de entes públicos e instituciones financieras públicas y privadas, investigadores de think tanks uruguayos, empresarios de varios rubros, personas responsables de “grandes cambios institucionales” en gobiernos anteriores, académicos y diplomáticos, entre otros.

La metodología de casos de HBS tiene una primera fase de estudio individual. Otra de sus etapas consiste en un debate y puesta en común en las aulas basándose en los análisis que cada uno haya hecho del caso. Para esta instancia Novick fue invitado a la Universidad a presenciar la discusión del caso e intervenir a posteriori. Entre otras cosas, los estudiantes encontraron como principales puntos a trabajar en Uruguay el agro, el turismo, el desarrollo tecnológico y la atracción de inversiones.

“Desde mi punto de vista, las conversaciones fueron de mucha calidad y hasta para mí que vivo el Uruguay desde chiquito, comprendí ciertas cosas con más claridad”. Chu contó que luego de discutir el caso hubo una instancia de diálogo entre los estudiantes y Novick, quien tomó nota de las recomendaciones formuladas y respondió a las preguntas realizadas.

Fuente: https://www.elobservador.com.uy/por-que-harvard-eligio-uruguay-y-novick-un-estudio-n1226645